fbpx

Cuando empezamos este curso planteándonos conseguir que nuestros/as niños/as  tuvieran conciencia del cuidado y conocimiento de nuestro entorno, teníamos claro que las actividades no se podían programar como tales, sino que surgirían dependiendo  del interés y curiosidad de ellos/as y así ocurrió.

Teniendo en cuenta la cantidad de material reciclado que nuestros alumnos traían, nos paramos  a pensar como reutilizarlo.

Nuestros alumnos protagonistas de su educación

Lanzamos la pregunta ¿Que os gustaría que creásemos con este material reciclado?

De las muchas  ideas creativas que propusieron ellos/as,  al final se decidió  que diseñarían  su propio robot. Era una buena  opción, pero ¿qué hacen los robots? A partir de  esta pregunta, investigamos qué tipos de robots hay y para qué sirven. Descubrimos que hay robots de todos los tamaños, formas y usos, desde pequeños que limpian la casa o la piscina hasta grandes que fabrican coches o viajan  al espacio. 

Pero jugando y jugando con los robots, surgió la pregunta: ¿por qué no se mueven solos?

Entonces, llegó el momento de empezar a diseñar. Cada  niño/a  creó su propia idea de cómo  quería su robot.  Fue un momento de descubrir por parte de nosotras, la creatividad y el talento de cada uno de  ellos/as. La experiencia y descubrimiento fue maravilloso. Entre todos creamos nuestra “Robot City”.

Y ahora, viene la segunda parte. Buscamos de qué manera podríamos hacer que nuestra City tuviera un poco más de vida, es decir, movimiento. De esta forma, pasamos a la enseñanza de la competencia digital, utilizamos  la aplicación “Stop Motion”, que consiste en hacer varias fotos y así, conseguir que los robots tuvieran vida propia. Con esto, aprendimos que, a veces, parece que la tecnología haga “magia”, aunque realmente, lo que sucede es que es capaz de cambiar nuestra visión de la realidad y, gracias a esta herramienta, conseguimos que nuestros robots se movieran solos.

Enseñamos a los/as niños/as que hay que  diferenciar lo real  de lo no real, pues diariamente están expuestos al mundo virtual, imágenes, videos, etc.

A partir de sus ideas, hemos elaborado un “mini” proyecto aquí en infantil en el que se ha trabajado simultáneamente, la concienciación de un entorno más sostenible, junto al desarrollo de la  competencia digital. 

Os dejamos con imágenes  nuestra original “Robot City”:

Romper con la rutina y apostar por nuevos procesos creativos y comunicativos es el principal objetivo que tenemos con nuestros/as alumnos/as de infantil. Las ideas que surgen a partir de acontecimientos y experiencias reales, que les interesan, darán lugar a respuestas y conclusiones reales y serán más difíciles de olvidar.