Los certámenes literarios para jóvenes escritores son un excelente recurso para aquellas mentes creativas con imaginación y que les guste escribir. Son una motivación para desarrollar estas aptitudes y les permiten llevar a la práctica, de una manera amena y alentadora, lo aprendido en las aulas de lengua y literatura.

Para nosotros como centro educativo, las competiciones son una magnífica vía para aplicar de modo práctico los contenidos curriculares de nuestras asignaturas. Además nos supone un orgullo poder fomentar el talento entre nuestros estudiantes, y animarles a desarrollar las competencias en las que se sienten más fuertes, en este caso la expresión escrita, en la que muchos de nuestros estudiantes se sienten a gusto y cómodos practicándola.

En esta ocasión, el  departamento de  valenciano y nuestro alumnado de Educación Secundaria se han volcado con mucha ilusión y están redactando relatos verdaderamente originales con tan solo 365 palabras, uno de los requisitos de este concurso.  Saben perfectamente que van a valorar la cualidad  literaria del trabajo; el tratamiento estético y artístico; la creatividad y la correcta utilización del lenguaje. Por eso, se esfuerzan para sacar lo mejor de sí mismos y volcarlo en el papel. Siguiendo las palabras del gran genios creativo Pablo Picasso “La inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando.”

Ahora la suerte está echada. Ya hemos presentado las obras literarias, y solo toca esperar.

Todos han realizado un excelente trabajo de análisis, creatividad, expresión, revisión… por ello para nosotros el concurso ya ha sido ganado. No obstante esperaremos el veredicto a ver si nos colamos entre los finalistas, sobre todo por la felicidad que les produciría al ganador o ganadora.

Os dejamos con las obras escritas…