fbpx

Vamos siempre con prisas, corriendo, el  mundo que nos rodea nos estresa a muchos niveles. Nos presiona para conseguir todo a nivel personal y profesional y provoca, en muchas ocasiones, que nuestro alumnado esté alterado, disperso, distraído y no atienda en clase. A algun@s  les cuesta incluso conciliar el sueño.

¿Cómo ayudarles a calmarse y relajarse? ¿Cómo lograr que se concentren en lo que hacen?

La atención con intención, es decir, la práctica del Mindfulness, nos ayuda a reducir el estrés, disminuir la ansiedad y mejorar la capacidad de atención .

La práctica de la Atención Plena o Mindfulness, más que un conjunto de técnicas para estar en el momento presente, es una actitud ante la vida. Se trata de un estilo  que impulsa las fortalezas personales, y dentro del aula, aporta beneficios tanto para los alumnos como para los profesores.

El objetivo del Mindfulness en el contexto educativo es que los participantes adquieran un estado de consciencia y calma que les ayude a autorregular su comportamiento y a conocerse mejor, además de crear un ambiente propicio para el aprendizaje. 

La enseñanza con Mindfulness fomenta la comunidad pedagógica, en la que los alumnos florecen en lo académico, lo emocional y lo social; y en la que los profesores aprovechan al máximo el clima que se crea dentro de este entorno educativo. La Atención Plena es una manera consciente e intencionada de sintonizar con lo que está pasando dentro de nosotros y nuestro alrededor, y permite desenmascarar automatismos y promover el desarrollo integral.

La práctica habitual de mindfulness es beneficiosa para el alumnado por muchas razones. Es una herramienta sencilla y eficaz que se adapta  perfectamente a las necesidades de los más pequeñ@s y les puede aportar beneficios inmediatos . Entre otros destacan:

Por todo ello , en nuestro colegio, tras habernos formado en esta línea ,  hemos decidido realizar una experiencia piloto y comenzar a aplicarlo en dos  cursos de diferentes etapas, en 3º de Educación Primaria y en 1º de Educación Secundaria Obligatoria, puesto que  Mindfulness no es perder tiempo de clase, es una inversión para que haya mejores condiciones para aprender y enseñar y sobre todo  para ser más amables con nosotros mismos y con nuestro entorno.

Fuente: psicologiaymente.com