Llegaba San Valentín, y todo nuestro alrededor se inundaba de corazones rojos y se hablaba de amor, pero de amor en único sentido, el pasional, el de pareja. Pero desde el departamento de lenguas se quiso dar un nuevo enfoque y aprovechar el tirón de San Valentín para extraer un poco de literatura a través de la expresión escrita.

¿Qué es lo que nos motiva a escribir sino son los sentimientos? Así fue como aprovechamos para que cada alumno y alumna del cole pudiese sacar de su corazoncito esos sentimientos de amor, pero más de carácter global, amor de amistad, de compañerismo, de admiración… Sentimientos que facilitasen que las palabras fluyan y además aviven en otro corazón un sentimiento positivo, tan necesario en estos momentos.

Así que convertimos el día de San Valentín en una semana dedicada a la amistad y el amor donde nuestro alumnado, se mostró completamente sincero y entregado, escribiendo una carta, algo que hoy en día muy pocos jóvenes practican, con el pretexto de dedicar unas palabras bonitas a alguien cercano, como familiares, amigos, compañeros o pareja.

Retrocedíamos por unos días a aquellos tiempos donde el lenguaje epistolar era el único que existía. Conseguíamos recuperar una práctica tan tradicional y casi perdida, la de escribir cartas, y lográbamos por unos instantes que se olviden del uso habitual de las redes sociales.

Una vez realizada la carta, se depositaba en un buzón y el tutor repartía a cada destinatario la suya. Se les ha visto muy emocionados, algo que nos encanta conseguir, y más con prácticas casi olvidadas y tan bonitas en estos días tan agridulces de Pandemia.

Accede a las imágenes en google fotos

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies