Teachers and parents know that children learn best when they are enjoying themselves in the process, which is why it’s a great idea to incorporate holiday themes and ideas into the curriculum. So we decided to incorporate the family tradition of “Elf on the Shelf” in school this year.

The concept is based off of a story in which a scout elf from the North Pole comes to stay in the family’s home or the classroom for the month leading up to Christmas.

The elf keeps an eye on all of the children in order to make sure that they are making the right choice and he reports back to Santa Claus every night. There is one catch — he’s a magic elf! If you touch him, his magic will disappear and he won’t be able to return back to the North Pole. Each night, the elf flies back to the North Pole and reports about the kids’ actions, informing Santa Claus if they are naughty or nice. 

The elf returns before the children arrive to school, creating a hide-and-seek game each morning.

Two naughty elves have been visiting our school and the children are having a lot of fun finding out what the elves have been up to every night, either at school or at their houses.

At the English department we have used them to our advantage filling the days leading up until Christmas with new vocabulary and it has proven to be a really good method for the kids to learn new concepts without even realising they are doing so.

LOS ELFOS DE PAPA NOEL VISITAN LOS NARANJOS

Los profesores y las familias saben que los niños y niñas aprenden mejor cuando se divierten en el proceso, por lo que es una gran idea incorporar temas e ideas de vacaciones en el plan de estudios. Así que decidimos incorporar la tradición familiar de “Elf on the Shelf” en el colegio este año.
El concepto se basa en una historia en la que un elfo explorador del polo Norte llega para quedarse en la casa de la familia o en la escuela durante el mes previo a la Navidad. El elfo vigila a todos los niños y niñas para asegurarse de que los niños y niñas se estén comportando correctamente y después vuelve al Polo Norte todas las noches para informar a Papá Noel. Pero… Hay una trampa: ¡es un elfo mágico! Si lo tocas, su magia desaparecerá y no podrá regresar al Polo Norte. 
El elfo regresa antes de que los niños lleguen a la escuela, creando un juego de escondite cada mañana.
Dos elfos traviesos han estado visitando nuestro colegio y los niños se han divertido mucho descubriendo lo que los elfos han estado haciendo cada noche, ya sea en el colegio o en sus casas.
En el Departamento de Inglés los hemos utilizado de forma didáctica para en los días previos a la Navidad enriquecer a nuestro alumnado con vocabulario nuevo, demostrando ser un método realmente bueno para que los niños aprendan nuevos contenidos sin ni siquiera darse cuenta de que lo están haciendo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies