¡Las caminatas al aire libre son la actividad otoñal perfecta! Todos los pequeños necesitan liberar energía de vez en cuando y esta es una buena manera de hacerlo. Mientras caminan, hablan sobre las cosas que ven (hojas, ramas, piedras, un caracol, etc.). Así que la primera actividad que hemos programado para descubrir el otoño,  ha sido una salida al campo, un entorno que tenemos muy cerca y ofrece muchas experiencias de aprendizaje.

El otoño es la estación que más brilla a la hora de proporcionarnos posibilidades de experimentación sensorial. La naturaleza otoñal nos ofrece particulares colores, sonidos y sabores que resultan perfectos para crear materiales didácticos sencillos. Es por ello que vamos a realizar distintas actividades de interacción entre el entorno y el mundo cognitivo del niño/a en los próximos días.

     ¡Las mandarinas y el otoño van de la mano!

Accede a todas las imágenes en Google Fotos

 Aprovechamos la visita a un huerto de naranjos para observar, experimentar y  manipular la mandarina.

Hemos dejado que los/as niños/as conozcan las mandarinas de una forma nueva y se convierta en una de la piezas de frutas que no puede faltar en su dieta. La han cogido directamente del árbol, olido, pelado y probado. Ha sido la forma más sana de comerla, estaban riquísimas!!

 A través de esta fruta hemos conocido la importancia que tienen los cítricos para nuestra salud, el aporte de vitamina C que nos proporciona a nuestro organismo.

 Hemos realizado una caminata de 1’5km., para llegar a un gran parque donde han almorzado, jugado y explorado la naturaleza de forma divertida.

 El objetivo ha sido interactuar al niño/a con el mundo que le rodea a través de una propuesta adecuada a su edad. De forma progresiva adquirirá conocimientos sobre cómo son las cosas que ha tocado, que ha saboreado u olido. A través de los sentidos y explorando el entorno con su propio movimiento, los/as niños/as construyen su aprendizaje básico sobre asimilación de nuevas experiencias y el almacenamiento en su memoria. Su cerebro aprende el proceso de captar sensaciones nuevas, obtener conocimiento a partir de estas, almacenarlas en la memoria y reconocerlas en una futura situación semejante.

En definitiva, se trata de aprender de nuestro entorno a través de la experiencia, siendo conscientes de sus cambios y saber adaptarnos a ellos de forma responsable.

    FELIZ OTOÑO

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies