El pasado sábado 15 de octubre un grupo de docentes nos pasamos todo el día jugando, sí, así como lo lees, jugando y aprendiendo muchísimo. Tuvimos el privilegio de acudir a la I JORNADA EDUCAIALE JUGAR ES VIVIR organizada por Iale International School donde pudimos evidenciar la importancia del juego en el aula.

Pudimos vivir en primera persona experiencias de juego que según eran tratadas nos hacían sentir mejor o peor, además de ser capaces de conectar más con lo aprendido o no. Y es que el juego y las emociones están íntimamente relacionadas y juegan un papel determinante en la formación educativa de los niños y niñas, ya sean pequeños o no.

¿Sabías que son necesarias 400 repeticiones para crear una sinapsis en el cerebro? A menos que esté hecha a través del juego, en cuyo caso, solo se necesitan entre 10 y 20 repeticiones

Así empezaba la ponencia de Nacho Marco Martí, Toda gran aventura empieza con un «Si, Juego», donde pudimos comprobar cómo el juego impacta en el desarrollo emocional a través de un juego que consistía en tirar 10 monedas en tres cuadrados diferentes, los cuales cada uno tenía un valor.

Se eligieron a 4 personas aleatorias del público y Nacho nos indicó las siguientes instrucciones sin que los participantes lo supieran:

  • En el primer participante teníamos que festejar y animar cada tirada de monedas.
  • En el segundo, teníamos que hacerle creer que lo estaba haciendo todo mal.
  • Al tercer concursante no le podíamos decir absolutamente nada en toda la partida.
  • Por último al cuarto jugador, el ponente le dio instrucciones en todo momento.

¡Lo que no sabéis es que los jugadores iban a tirar las monedas con los ojos vendados!.

¿Qué resultado dio este experimento?

El primer concursante terminó la partida super motivado, creyendo que lo había hecho perfecto. El segundo, sin embargo, su sensación fue de desmotivación total, pensó en todo momento que lo había hecho ¡fatal!

El tercer jugador, tuvo una sensación de desinterés, ya que en ningún momento había obtenido un feedback de cómo lo estaba haciendo.

Y por último, el cuarto participante lo hizo genial, ¿Por qué? Porque en todo momento tuvo a una persona indicándole cómo debía hacerlo, se sintió en todo momento acompañado.

¿Qué conclusiones pudimos obtener?

Observamos cómo la motivación depende de la información que traslademos y cómo debemos adaptarnos a las necesidades de los alumnos.

La mejor forma de desmotivar y bajarle la autoestima a una persona es decirle que lo hace todo mal. ¿Cuántas veces hemos escuchado el «Yo es que no sirvo para…»? Recordemos la frase de Carlos García Junco, segundo ponente de la jornada, «Cuando alguien cree en ti, puedes llegar a hacer aquello que no creías posible»

Guiemos a nuestros alumnos, ayudémoslos dándoles unas instrucciones, un seguimiento. Pero siempre fomentando la iniciativa.

¿Por qué gamificar el aula?

Así empezaba su ponencia Antonio Jimenez Botella, maestro de Educación Primaria quien disfruta con sus alumnos la gamificación, trabajo cooperativo, ABP, mentalidad de crecimiento, flipped classroom, entre otras metodologías.

La gamificación es una técnica donde se utilizan recursos de los propios juegos en ambientes no recreativos. Su objetivo es aumentar la motivación y participación de nuestros alumnos. Consigue despertar el interés de nuestras niñas y niños, favoreciendo el aprendizaje y haciéndolo más atractivo.

¿Qué es para ti ser NORMAL?

Esta fue una de las preguntas que lanzó Carlos García Junco quien consiguió emocionarnos con su ponencia «Superhéroes en EducACCIÓN. Un pasito más cerca de la inclusión»

En ella quiso plasmar cómo abordar la inclusión educativa y social desde una visión lúdica, práctica y positiva.

¿Cuántas veces has escuchado la frase de «No, es que este niño no es normal«? Pero, ¿Qué es normal para ti? Muchas veces ponemos etiquetas a las personas creyendo que deben de seguir unos patrones establecidos por la sociedad, que si no encajan es «crucificado a no ser normal».

«Lo que es normal para una araña, es un caos para una mosca»

Y es que tal y como decía Carlos, todos somos diferentes, que encajes no quiere decir que estés en el lugar correcto.

En esta jornada tuvimos el privilegio de realizar talleres con los profesores más «top» del mundo de la gamificación.

Con Fran Nogales Sancho, realizamos un Scape Room para motivar al alumnado en el inicio de una unidad didáctiva que consiguió captar la atención de todos los participantes.

El Equipo Marcais realizó un taller llamado ¡No sé a qué estas jugando! donde pudimos desarrollar nuestra creatividad testando juegos y juguetes.

Pudimos aprender a crear un Breakout gracias a Erica Moyano Vargas. Este tipo juegos es una adaptación de los famosos Escape donde debemos superar una serie de retos con el objetivo de abrir una caja. Nos tuvo todo el taller concentrados en superar los retos y debo de decir que ¡conseguimos abrir la caja!

Gemma Andreu Burchés nos sorprendió con un juego de rol, típico de tablero, realizado por ella. ¡Una pasada!. Nos demostró que es posible trabajar de forma cooperativa sin que ningún niño o niña pierda el interés.

Y para finalizar, y esperamos aplicarlo pronto a nuestros alumnos, fue el taller de Guille Buedo Company, quien nos hizo descubrir las mecánicas, dinámicas y secretos de la gamificación, cómo gestionarla día a día creando recursos increíbles con Genially y My Class Game

Accede a todas las imágenes de la I Jornada EDUCAIALE en Google Fotos

Así es que a la próxima que tu hijo/a te diga que en clase se juega, créetelo, ¡no es broma! Y te aseguro que aprenderá, participará y lo pasará muy bien.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies