fbpx

El pasado miércoles el alumnado de 4ESO y Bachillerato asistió en el colegio Salesianos de Valencia, a la representación teatral de la emblemática obra de Buero Vallejo, “Historia de una escalera” organizada por la editorial MICOMICONA.

La obra ha sido fiel a la pieza teatral original, representando los tres actos creados por el autor y añadiendo en cada uno de ellos una presentación por uno de los actores para contextualizar la obra en su desarrollo temporal el de 1919, 1929 y 1949.

En esta obra de Antonio Buero Vallejo, pone en escena a tres generaciones que habitan un mismo inmueble para representar la frustración social y existencial en la vida española de la primera mitad del siglo XX. La escalera, espacio cerrado y simbólico, y el inexorable paso del tiempo favorecen una estructura cíclica y repetitiva que subraya el fracaso de los personajes.

Consta de tres actos y en cada uno de ellos se representa un día en el rellano de una escalera, el primer acto en 1919, el segundo día en 1929 y el tercer día en 1949. Observamos los sueños de los personajes y cómo se han cumplido o no, cómo vive la sociedad en esa época, las dificultades que hay en el ámbito laboral, la situación de la mujer y los problemas que hay entre los vecinos a lo largo de los años.

De este modo el alumnado ha podido ver reflejado a través de la historia que realizaban los personajes, habitantes de esa escalera, cómo era la España de aquel momento.

Esta obra es una de las seleccionadas en Castellano y Literatura para la prueba de Acceso a La Universidad. El hecho de que el alumnado haya leído y a la vez visto representada la obra confirma que el teatro es una de las metodologías más certeras para el aprendizaje de lenguas y de la vida. 

Esta obra refleja una sociedad que no ha cambiado tanto respecto a la nuestra, y que nuestro alumnado ha podido disfrutar y aprender de una manera significativa, con toques de humor que ha hecho este aprendizaje muy ameno para ellos.

Felicitar a la compañía de teatro Micomicona por su excelente trabajo porque ha sabido interpretar a unos personajes con personalidad y sentimiento, consiguiendo que el alumnado que se encontraba en el teatro haya estado expectante hasta el final.