En la Pedagogía Waldorf la vivencia del ritmo está muy presente de forma diaria, semanal, mensual y anual. Esto crea en el niño seguridad y confianza tanto en el entorno que le rodea como en el mundo, la creación de un ritmo sano permite al niño poder desarrollarse más saludablemente.

    ¿Porqué celebramos las estaciones?

    Celebrar las estaciones es conectarnos con nosotros mismos, l@s  niñ@s necesitan conectar con el entorno. Todo lo que sucede en el exterior puede sentirlo también en su interior.

    En estos meses de otoño vivimos de forma progresiva hacia el recogimiento, la luz intensa del verano ha caído, las hojas también y la tierra se va preparando para que luego la primavera reluzca con fuerza y esplendor. Con la bajada leve de temperaturas, algunas lluvias, caída de hojas de los árboles… así  sabemos que estamos en otoño. 

    Como sabéis, nos encanta que los niños toquen la vida. Por ello, creemos firmemente en las actividades que les ayudan a comprender los ritmos naturales y en la necesidad de trabajar las estaciones. 

    En esta ocasión hemos programado una “Fiesta del otoño” con actividades para sentir esta estación de forma sensorial en Infantil.

Accede a las imágenes en Google Fotos

    ¿Qué es una experiencia sensorial?

    Es un recurso muy efectivo y atractivo que se basa en la fuerza de los distintos estímulos que ayudan al niño a comprender y crear sensaciones dentro de un entorno controlado.

    Proponer juegos de manualidades con elementos de la naturaleza, se ha  aprovechado para conectar con la naturaleza a través de todos los sentidos. Con hojas coloreadas, hemos confeccionado una sencilla corona que muy contentos se han puesto en la cabeza.

    También ambientamos nuestro colegio como un pequeño restaurante para celebrar un almuerzo y así poder saborear los deliciosos frutos del otoño que l@s niñ@s han traído: granadas, caquis, naranjas, manzanas, frutos secos…, y además,  con la visita de nuestra “Castañera”, han aprendido cómo se asan las castañas y así comerlas todos juntos.

    Los niños y niñas que observan, tocan y viven  en la naturaleza desde muy pequeños podrán desarrollar una mayor sensibilidad hacia el cuidado del medio ambiente

    ¡Qué bonita experiencia! ¡Hasta el próximo año!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies