A través de experimentos científicos entretenidos y sencillos de realizar en clase, el  alumnado se involucra en el aprendizaje como agente activo e incluso proactivo si les  damos la oportunidad de que sean ellos/as los que propongan el temario. La  experimentación en el aula está vinculada a una fijación de contenidos a largo plazo sin  emplear demasiado esfuerzo memorístico. 

Bajo la premisaDime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo  aprendo”, las clases con actividades resultan mucho más atractivas y eficaces para los  alumnos y alumnas.

En este experimento el alumnado va a conocer  mejor cómo trabajan algunas partes importantes de nuestro cuerpo, en este caso, cómo  funcionan nuestros dientes y nuestro estómago de la manera que más les gusta:  experimentando. Así, aprenderemos algunos consejos para mejorar su funcionamiento. 

¿Cómo podemos representar en nuestro experimento los dientes y el estómago? Pues  muy simple:

  • DIENTES: Para mostrar la acción de nuestros dientes utilizaremos caramelos troceados
  • ESTÓMAGO: para  mostrar la acción de nuestro estómago vinagre, ya que actúa más rápido cuando la  comida esta bien “triturada” por nuestros dientes. 

Paso a paso iremos obteniendo la información necesaria para empezar a partir de  algunas hipótesis como: 

¿Qué hacemos con la comida con nuestros dientes?  ¿Qué hace la comida en el estómago? 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies